300 policías, drones de última generación y una toma de rehenes: así buscan a los presos que se fugaron de una cárcel de máxima seguridad en Brasil

  • Los prófugos, vinculados al Comando Vermelho, asaltaron a una familia tras huir del penal de Mossoró.
  • Pidieron comida, vieron las noticias y les robaron los teléfonos.
  • Hasta el ministro de Justicia se sumó al operativo para encontrar a los delincuentes.